viernes, 26 de septiembre de 2008

Dos Claveles

Que si quieres, soy malo. Que si quieres, no me opongo. Por mucho que moleste, o por mucho que joda (no recuerdo que fue), lo hice por educación. Pensé que tal vez te incomodaría la situación y aquella frase con puntos suspensivos como difuso final te daría como conclusión que lo hacía por educación. 

Jamás me he negado a saludar correctamente a nadie en absoluto. Muestra de ello es aquel año sabático-amistoso en el que si hacéis memoria, nunca escondí la quijotera tras el móvil como aquel día en el Carrefour, ni di la espalda ante enfados, ni me cagué en los protocolos o el respeto. No digo que nadie tenga que actuar como yo, pues supongo que ni uno de los que lea esto daría una mierda por mí o los míos en este momento, salvo gloriosas excepciones, pero desde luego que nadie puede entender la actitud que tomáis (triste y cobarde, a mi modo de ver (y tengo las gafas bien limpias, conste)), ni siquiera vosotras mismas. 

"Juzgamos a las personas. Las juzgamos y luego nos quejamos cuando ellas nos juzgan a nosotros. Eso es hipocresía"

Una pequeña vuelta de tuerca: Has juzgado lo que dije, has sentenciado directamente mis palabras a ser colgadas en un marco de hostilidad e hipocresía con pinceladas de poderío. Yo no te juzgué al verte, sin embargo tú...  me juzgas, cuando incluso te levantaste (levemente, eso sí) para recibir mis besos. Ahí, planteo, ¿quien es hipócrita? Mera curiosidad que se me cruza por el coco. ¿Por que no me dirías nada en ese momento? Te aseguro que siempre que se me diga algo educadamente, lo acepto. Hasta hoy daba por hecho que eso lo sabíais. Y por cierto, supongo que comprenderás que si existe algún problema entre nosotros, ni tus padres ni tu hermana (a los cuales les tengo aprecio) tienen la culpa alguna, y ni mucho menos creo que deba darles la espalda (eso me recuerda alguna cosilla).

En fin, que si queréis hablar de hipocresía, guay, es un tema apasionante con el que os asegurareis ser las almas de la fiesta con bromas, chistes fáciles y chascarrillos en general, pero me parece vergonzoso que quien haga apología de lo mal que están las cabezas de los demás cuando no demostráis cabalidad alguna en cuanto a la relación Palabras-Hechos se refiere. Yo me miro el ombligo a menudo, es más, la extensa masa que lo rodea me facilita las cosas, pero lo gracioso es que, a veces me miro el ombligo (sigue ahí, como sonriente, que clase tiene) y otras, miro a los demás. No se puede estar mirándolo siempre, no es plan y al final se te queda el cuello como raro, seguro, pero lo que tampoco se puede hacer es mirar siempre el de los demás, te acabas volviendo... bueno, sabréis acabar la frase. 

Tal vez quisisteis decir algo entre comentarios, no sé, me dió en la nariz que habia un mensaje no muy oculto, uno de esos que os molan de tirar la piedra y en vez de apechugar, esconder la mano con bromas más propias de parbulario que de alguien que supere los 20. (http://es.youtube.com/watch?v=6JRxYyJgVl8)

Pues eso, que como ví que no lo teniais muy claro, os hago el favor de encontrar una canción (que sé de buena tinta que se os humedece la ropa interior con las susodichas) que se acercara a lo que queríais decir, pero desde otro punto de vista. 

"Está de moda joder al que más le mola vivir a su bola" - Rapsusklei (Artista de dudoda calidad y humilde creatividad)"




Un saludo.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por partes. La frase que dijiste resalta que ya sabías que ese saludo iba a resultar incómodo para mí. Por tanto, ¿por qué lo hiciste? Habría sido más adecuado, desde mi punto de vista, decir un simple ''Adiós'' antes que pararse a hablar con mi familia, la cual os respondió a aquel saludo educadamente. Aún recuerdo otros familiares que nos miraron con cara de pocos amigos en el parque del Bulevar. Y otros familiares que comentaron de forma insultante nuestras entradas. Internet es libre, por supuesto, y me parece cojonudo que cada cual haga lo que le salga con él.
¿Por qué no dije nada en aquel momento? Porque por respeto a mi familia (que estaba de celebración aquella noche) no quise meterla en situaciones que no le concierne.
¿Mi actitud es ''triste y cobarde''? Vaya, creo que no fui yo quien reunió a un grupo de amigos en mi casa para enseñar conversaciones manipuladas (quizás recordéis el momento en que tu novia se refiere como ''los gilipollas estos'' a nuestros nuevos conocidos en aquel momento). Por supuesto, éste es sólo un ejemplo de las numerosas
manipulaciones que encontramos en las dichosas conversaciones.
Creo que tampoco fui yo quien permitió, incluso, que alguien TOTALMENTE ajeno a las ''personas supuestamente implicadas'' en la ''gran traición'' tomase conciencia de qué y cómo habíamos dicho y hecho las cosas.
Creo que tampoco fui yo quien quedó con ellos para tomar café y, de paso, ver qué íbamos a hacer con las grandes traidoras. ¿Y todo por qué? ¿Por una estúpida apuesta? Apuesta que, por cierto, tu novia TAMBIÉN conocía y en la que TAMBIÉN participó. Una estupidez que se hizo sin maldad alguna y a la que le dísteis la vuelta para que ellos pensaran que queríamos dañarlos.
Creo que tampoco fui yo quien dijo ''me quedé a dormir en casa de Alba para controlarlas''. Una actitud muy madura, por supuesto, controlar a ''tus amigas'' que, por cierto, ninguna tenía nada que ocultar. ¿Controlar qué? Seguramente sea una pregunta que siga sin resolver en mi mente.
''Tal vez quisisteis decir algo entre comentarios, no sé, me dió en la nariz que habia un mensaje no muy oculto, uno de esos que os molan de tirar la piedra y en vez de apechugar, esconder la mano con bromas más propias de parbulario que de alguien que supere los 20.'' Si yo quisiera esconder la mano no estaría comentando esto, ¿no crees?
"Juzgamos a las personas. Las juzgamos y luego nos quejamos cuando ellas nos juzgan a nosotros. Eso es hipocresía" Esto no iba dirigido a ti. Nada de lo que escribí en esa entrada lo hice pensando en ti. Y la frase adquiere su mayor lógica si leemos la frase siguiente: ''Lo típico de ‘haz lo que yo diga, y no hagas lo que yo haga’.'' Con esto me refiero a que tu novia, a la que yo consideraba una de mis mejores amigas (aunque eso ella no lo viera), grita a los cuatro vientos que si tiene algún problema, lo dice. ¿De verdad? Creo que hubiera sido más fácil y menos trabajoso cogernos a Mertxe y a mí y decirnos qué problemas tenía con nosotras, pero evidentemente ella no pensó lo mismo. También me refería a que ella afirma que su ''antigua manada'' le pedía explicaciones. Si tan en contra se muestra ante dar explicaciones, ¿por qué ella me las pidió a mí porque ''no le contaba tal cosa'' o ''era la última en enterarse''? Eso era lo que yo quería transmitir: ''no me pidas a mí explicaciones, pero yo a ti te pediré todas las que yo quiera''. Por cierto, todas las veces que he preguntado ''por qué sales'' o algo parecido es porque esa persona me importa realmente, y no por pedir explicaciones.
Creo que me conoces (o conocías) bastante bien. Por tanto, seguramente me resultó más chocante pensar que permitiste que los demás pensaran cosas que ni siquiera te molestaste en comprobar. ¿Cómo era esa frase...? Ah ya, ''pero claro, tú es que no te follas a tus amigos''.
Creo que sabes (o sabías) que si yo tengo algún problema, lo soluciono con esa persona. Por tanto, si no digo nada es porque NO HAY ningún problema.
Creo que sabes (o sabías) que si yo pongo buena cara es porque me siento bien con la otra persona, y si pongo mala cara, es porque hay algún problema (ahí queda el ejemplo de mi actitud ante vuestro saludo).
Creo que sabes (o sabías) que si yo digo ''te quiero'' es porque te quiero realmente, y no porque es algo que acostumbro a decir a todo el mundo que se cruza en mi camino.
Como podrás comprobar, mis ''problemas'' no son contigo (salvo el pequeño detalle de lo que he dicho anteriormente, que permitieras que los demás pensaran cosas inciertas sin intentar siquiera cerciorarte). Aún así, sinceramente espero poder cerrar este episodio de casi 6 meses de una maldita vez.
Para terminar, me quedan por decir dos cosas:
Una es que (además de vosotros) existen más personas que considero que me han traicionado. Por lo tanto, no os toméis TODO lo que escriba como que va única y exclusivamente dirigido a vosotros.
Y para terminar, la conclusión a la que he llegado con esta historia es que la incompatibilidad de caracteres es la que rige las relaciones.

Un saludo.

Alba

Payne dijo...

La respuesta totalmente salida de tono (pues creo que has salido del tema por completo) y me parece exagerada.

Repito que la frase la dije por que me salió del alma, quizá debí incluir una disculpa en el post (la verdad es que lo tendría que haber hecho), pero jamás fue con insanas intenciones. Me disculpo pues por que reconozco que pudo tener una repercusión inesperada, y más, cuando pude joder una noche de celebración que espero que remontara.

Siguiendo con el tema inicial, me he ceñido, a lo largo y ancho del post, a un solo tema, a un punto exacto, no divagando ni lanzando acusaciones... por que no le doy la importancia, que según queda patente, muestras depositar tú en otros temas.

No quiero entrar en temas sangrante, por eso no saqué los pies del tiesto aireando trapos sucios o sacando a relucir perlas como "pero claro, tú es que no te follas a tus amigos" (clásico entre los clásicos del devaneo), y tan sacadas de contexto como "se jode mejor desde dentro". No he personalizado aquella frase de tu Flog, ni mucho menos. Me tomé la licencia de traspasar una frase que representa lo que piensas y utilizarlo en un pequeño análisis que puede leerse. Si copié aquello no fue por un ataque de ira incontenible que desbordó, cegando la visión, mi cabezón. Espero que no molestara dicho acaparamiento verbal.

El hecho de que respondas a este post demuestra, lógicamente que has respondido, nada más. No creas que no me emocionaría quitarme el sombrero ante palabras sólidas como una roca y unos hechos o actos que lo afirmaran con la rotundidad apropiada. ¿Quieres un ejemplo? Aún os espero en El Banco de España (en mi cabeza, claro), o un triste mensaje que demostrara algo de interés y no solo una negativa o un cambio de fecha que jamás llegó. No tenéis problemas conmigo como dices, y desde entonces me planteo “¿Entonces… porqué?”.

Habiendo pasado lo que hemos pasado entre nosotros tres (buenas y malas, claro), no sé como tenéis esa actitud tan fría, como si vuestros pedos (jojo) no olieran. Nos conocemos lo suficiente como para saber por donde cojeamos los unos de los otros, como para saber qué parte de qué verdad es cierta, o qué silencios no se valoraron, pero se notaron. De esta forma, lo que quiero decir es lo mismo que reflejé en el post: Que de la misma forma que no convence la gente que se mira el ombligo continuamente, tampoco se pueden esperar grandes cosas de quien mira solo a los de los demás. Hay que buscar un punto en el que la balanza se equilibre. Esto es, el mismo perro, pero con distinto collar, todos los extremos son una mierda y hay que saber adaptarse a las circunstancias.

Como ya digo, no tengo intención de salirme del tema, pero la postura que defendéis se sostiene porque la queréis sostener y por no abriros a otras opiniones. El día que encontréis el valor de mantener una conversación sin llantos, sin gritos, como personas, vaya, seremos todos personas más felices y completas.

Por favor, si la respuesta a este comentario es del estilo de la anterior, que no busca una solución, que no da facilidades, que se limita a sacar punta a un lápiz que está tan gastado y a atacar… repito, por favor, absteneos. Dejo bastante claro que no ataco, y si algo se os apetece fuera de tono u ofensivo, os aseguro que no es así.

Por cierto, mi par (de cosas):

No soy un ególatra que vive pensando que si llueve, es porque acabo de limpiar el coche. Pero tampoco soy una inocente gacelilla que se aventure pastando sin mirar a más direcciones que las que me interesen.

Estoy de acuerdo con lo de los caracteres que dices, pero hay un factor en particular que creo que sería más acertado señalar: La tolerancia.